Algunos estaban esperando algo así

simeone-video-170514

Cinco segundos de música de viento y tres días de tormenta. Así podría definirse lo ocurrido en el encuentro ante el Celta de Vigo. Un cambio de Simeone que no gustó a la afición. Un grano de arena que se ha ido haciendo bola hasta convertirse en un desierto de dudas alimentado por algunas personas que están deseando que algo raro pase para agitar la coctelera de unas dudas que no existen.

Que la afición es soberana y está en posición de cuestionar porque es la que paga, la que siente, y la que se quita necesidades primarias para sufrir y disfrutar por el Atlético, es algo innegable. Como lo es que Simeone cogió a un equipo moribundo, a la deriva y con un autoestima por el subsuelo, que acabó convirtiendo en campeón de -casi- todo, superando a los mastodontes que antes pisoteaban y ninguneaban a todo lo que vistiese de rojiblanco.

Aunque algunos no lo crean, el Atlético está terminando septiembre invicto en competición liguera, habiendo visitado y vencido en el Santiago Bernabéu; conquistando la Supercopa de España al Real Madrid, y con todo abierto en la Liga de Campeones. Porque habría que recordar que perder una batalla no es perder una guerra. Y discutir con tu pareja por ver una película no significa el divorcio. Y aunque José Luis Pasques, jefe de prensa de Simeone, agitó el río ya embravecido con unos tuits que no todos se tomaron de la misma manera, habría que estudiar lo sucedido en frío y no en caliente.

La afición tiene que saber de dónde viene, pero todos deberían saber que el Atlético está por encima de todo

Pasques igual no estuvo acertado en las formas. Aunque adivinen ustedes qué formas utilizó en una plataforma tan limitada para hacer conciencia como es Twitter. Pero sí que acertó en el mensaje. Nadie puede olvidarse de donde viene. Ni los atléticos que han estado siempre a las buenas y a las malas, ni los nuevos atléticos de cuña que se han acomodado en la victoria y el levantamiento de Copas. Pero nos equivocaríamos de enemigo si le apuntamos a él o al banquillo y no a quien trata de alimentar y acrecentar una crisis inexistente.

La afición tiene que saber de dónde viene. Pero todos deberían saber que el Atlético está por encima de todo. Aquí no hay nadie intocable. Y una riña, jamás significará que se deje de querer a alguien. Y Simeone es la persona más querida dentro del Atlético, aunque traten de vendernos algo que no es. Porque estaban esperando algo así. Y esto es poco para lo que está por venir. Rojiblancos juntos, fuertes (El planeta de los simios dixit).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s