No le engañéis más

cristiano-suelo-agua

Estáis haciendo que se crezca en su arrogancia -más todavía-. Estáis jugando con él; le mentís a conciencia y jugáis como os da la gana sin importaros más allá de la venta de periódicos o de caer repentinamente en ridículos, intentando perdonar lo imperdonable y justificar lo injustificable. En el último Balón de Oro, los hubo que dijeron que merecía llevárselo por haber marcado más goles que nadie. Como si para eso en cuestión no existiese otro premio aparte. Como si esos goles hubieran servido para ganar algún título. Como si cada vez que la pelota besó la red adversaria, algún rival hubiese sido de enjundia. Saco roto.

“¡Maravilloso Cristiano Ronaldo por batir el récord de goles marcados en una fase de grupos de la Liga de Capeones!”. Seis goles al Malmö y cinco al Shakhtar fueron sus registros. En los dos partidos de verdad, donde estaba todo en juego, contra un súper equipo como el PSG: 0. Habéis alimentado a la bestia (o bicho, según quien hable). Porque nadie puede negar lo extraordinario jugador que es (o ha sido). Pero tampoco que su principal hambre residía en esos datos más individuales  ególatras que en los títulos a nivel grupal. Sus lágrimas recogiendo un Balón de Oro, su celebración en el 4-1 (de penalti y en el último minuto de la final de la Champions) o sus caras mezcla asco-rencor cada vez que marca un compañero que no es él, dan buena muestra de lo que es el portugués. Un aliado cuando la cuesta es hacia abajo (sus números ayudan grupalmente), un rival cuando la cuesta se empina.

Le estáis engañando, pero cada vez engañáis a menos gente. Cinco agresiones sin balón ha cometido ya en esta Liga. Cinco. Y vosotros, tan dados a comparar qué haría la Premier League si Luis Suárez diese un pisotón a Perico y alabáis que se entre allí de oficio con las actitudes de Diego Costa, ante esto calláis. Y lo hacéis por servidumbre. No abrís la boca cuando no es capaz, ya no de marcar algún gol, sino de estar participativo, vistoso, generoso, ante cualquier rival que infunda cierto respeto al madidismo (PSG, Barcelona, Atlético, Valencia, Sevilla… Nada nadísmo). No abrís el pico. Sí lo hacéis cuando marca cinco al Espanyol o cuatro al Teruel. “El bicho”.

El bicho, mal que le pese a muchos, estorba más que aporta en el Real Madrid. Como Pepe. Como Sergio Ramos. Como tantos otros. El nuevo Madrid, y lo ve un ciego, debería sustentarse en el triángulo Modric-Benzema-Bale. Pero eso ya es cosa vuestra. Pues, mientras tengáis a Don Florentino Pérez -alias “TusabescuantascamisetasvendeJames”-, el Real seguirá haciendo el ridículo, Cristiano seguirá arrastrando una caída física que, por edad, es lógica, y, lo que es peor, seguirá pensándose que es el mejor jugador del mundo. Y no paráis de repetírselo a pesar de saber que no lo es, no lo ha sido y no lo volverá a ser. El escalón de Messi es innegociable. Pero a Cristiano le han empezado a pasar por encima más de uno, de dos y de tres futbolistas. Por presencia, calidad y momentos. No le engañéis más. No juguéis con él.

PD: Estoy esperando su hat-trick contra el Espanyol para que me vengáis con el “la tenéis adentro”. ¿La realidad? Que Cristiano Ronaldo tiene las mismas Ligas de España que Toby Alderweireld.

Anuncios

2 comentarios en “No le engañéis más

    • Imanol Echegaray García dijo:

      Creo que está muy claro lo que quiero decir. Si a ti te parece que en siete años el Madrid de Cristiano haya ganado las mismas Ligas que el Atlético, pues adelante. Pero creo que está clarito el mensaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s