Españoles, el VAR ha muerto

Recuerdo la emoción que sentí al ver el uso del VAR en el Mundial de Rusia. Se acababan las injusticias y los errores arbitrales que podían decidir partidos. Allí, los colegiados no dudaban en rehacerse  de sus propios fallos. Tomaron el VAR como ayuda para mejorar y no para quedar retratados. Ese VAR se quedó allí.

Y se quedó allí porque, en España, el ego que tiene el colectivo arbitral es tan grande como su ineptitud para ser jueces del deporte con mayor seguimiento del mundo. No es nuevo que el arbitraje en este país es realmente malo. Son demasiadas temporadas y lo teníamos muy visto. Como nueva no era la esperanza depositada por dieciocho equipos de esta Liga en el VAR.

No empezó del todo mal. Con errores a pulir, el VAR entró en España para quedarse. Varios equipos consiguieron sumar puntos gracias a esta tecnología. El Real Madrid, por cierto, estaba a doscientos puntos del liderato. Pero toco cambió un 6 de enero en el Santiago Bernabéu. Vinicius caía en el área de la Real Sociedad, no se pitaba penalti, y el VAR murió. Florentino Pérez llamó a la RFEF y se quejó enérgicamente. Mientras, sus secuaces de la prensa se encargaron del resto. “Todo ok, José Luis”.

Desde ese momento, todo cambió. Cuatro meses estuvieron tratando de hacer entender a los aficionados en qué acciones el VAR debía tomar partido y en qué acciones no. Eso se fue al traste. Días después, el 13 de enero, Prieto Iglesias anulaba un gol al Atlético de Madrid por falta previa de Rodrigo, que segundos antes él mismo dijo no existir. Entonces, el VAR comenzó a entrar en jugadas donde, hasta ese momento, no entraba.

Lo que ha venido después ha sido un despelote que ha terminado con una queja formal del Celta de Vigo y con lo vivido en el Metropolitano, que es para coger las cosas e irse:

Primero, Estrada Fernández concedió un córner a favor del Real Madrid que su línea, a un metro de la jugada, no. Después, tras una falta de saque del conjunto blanco, mandó repetir un saque de esquina que terminaría siendo el gol de Casemiro.

Luego, no dudaron en anular un gol a Antoine Griezmann. Tuvieron dos opciones para hacerlo, una posible falta de Correa y fuera de juego del francés. Para sorpresa de todos, dejaron seguir. Pero lo hicieron porque estaban preparándose para la gran traca.

Vinicius fue golpeado por un Giménez que entró a la desesperada. Fuera del área. Clamorosamente fuera del área. Las imágenes fueron claras. Incluso me dio tiempo a, estando dentro del Estadio, ver la repetición en mi móvil. “Todo ok, José Luis”. Falta fuera que meten dentro, gol de Ramos. Así terminaría la primera parte.

En la segunda, le tocó ser protagonista a Morata, igual que en el Villamarín. Primero, le anularon un auténtico golazo por fuera de juego. No tardaron mucho en tirar una línea imaginaria para ser categóricos. Después, un chaval desde su casa, con un ordenador y dos líneas bien tiradas, se encargó de desmontar dicha decisión. Para analizar, señores.

No contentos con esto, después fue derribado dentro del área con alarmante claridad por Casemiro. “Todo ok, José Luis”. Saque de puerta. Morata, que terminó amonestado y desquiciado, tuvo que ser sustituido por un Simeone que vio que podrían sacarle la segunda. Álvaro, tú antes estuviste en el otro lado. Ahora te toca la realidad del fútbol en este país.

Ahora ríen los que estuvieron llorando de forma vergonzosa durante dos semanas por un penalti. Mientras, lloran los que han llorando siempre, porque nada ha cambiado. Bueno, sí. Que ahora te atraquen en la cara molesta más, si cabe, porque las decisiones las toman con repeticiones. La Liga ya la tienen como quieren, con los dos de siempre en las dos primeras posiciones. Mientras, los otros dieciocho se tendrán que conformar con que, ahora, no se rían de ellos un árbitro sino dos. Se han cargado el VAR, y lo han hecho a propósito. Pues vale.

PD: Mientras tanto, que Simeone, los jugadores y el club sigan mirando hacia otro lado y quedando bien con un estamento y una Liga que se ríe de ellos. Que a tontos sí que no les gana nadie.

Un comentario en “Españoles, el VAR ha muerto

  1. Apache Indian dijo:

    La Liga española está adulterada para que se alternen en ganarla unos años el Madrid y otros años el Barça a base de recibir ayudas arbitrales todo porque hacen que la Liga obtenga mayores ingresos de los derechos de televisión en todo el Mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s